TORERO ABRIL-JULIO2011
Stoa, Galeria de Arte, Estepona, Malaga

Exposición temporal

 

29 ABRIL-JULIO 2011

 

" TORERO" 

Comisariada por Conchi Álvarez

Torero, palabra universal que no deja indiferente a nadie. Esta muestra, comisariada por Conchi Álvarez para la Galería de Arte Stoa de Estepona, es la primera de una serie para intentar mostrar algunas de las visiones e interpretaciones, a veces contrapuestas, siempre complementarias, que la Fiesta Nacional provoca.

El inicio del recorrido es el hombre, el torero, el matador, el toreador de a pie… el objeto de inspiración, en este caso, para siete artistas, cuatro pintores y tres escultores. El resultado es una visión polifacética, ecléctica, yuxtaponiendo obras de creadores con formas de expresión, técnicas, formación, muy distintas.

El catálogo de esta exposición cuenta con un prólogo de lujo: la extraordinaria prosa de Antonio García Barbeito, compañera inseparable de su personalísima y envolvente voz.

Pieza única. Varios materiales.  Medidas variables

Instalación de C. Álvarez: Esencias del Toreo

Materiales de torear cedidos por el Museo Taurino  Pepe Cabrera. Texto de A. García Barbeito

HERMANAS DE FORMAS  por Antonio García Barbeito

Con una intención de hermanar dos expresiones artísticas, el cante y el toreo, escribí una vez: “Cantar es torear puntas del grito; torear es cantar con todo el cuerpo”. Esto mismo puede decirse si tratamos de hermanar toreo y pintura, o toreo y escultura. Si respecto del cante hablábamos de hermandad de hondura, en éste hablamos de mundos de formas. El toreo puede hermanarse con todas las expresiones artísticas, porque todas las artes son, en mayor o menos parecido, hermanas. García Lorca, cuando describe a Ignacio Sánchez-Mejías, lo “pinta”, lo “esculpe” en los versos: “…como un torso de mármol / su dibujada prudencia…”, “…aire de Roma andaluza / le doraba la cabeza”, “no hubo príncipe en Sevilla / que comparársele pueda”. En el toreo, cuando los aficionados relatan una faena, un detalle para el recuerdo, un gesto, siempre lo cuentan con recursos plásticos: “Dio cuatro verónicas y media que eran para perpetuarlas en bronce”, “Pegó dos trincherazos que eran dos carteles de toro”. Y aun fuera de la cara del toro, he oído decir a algún aficionado: “Es que sólo verlo hacer el paseíllo ya es un cuadro vivo…”

Por eso tiene tanto sentido esta exposición, porque son dos mundos hermanados en las formas, emparentados en los detalles. Saben los pintores que hay trazos en el lienzo o la tabla, que son como una media verónica improvisada, abandonado el oficio y entregado al momento de la inspiración; y saben los escultores que a veces la mano decide algo en una forma que lo convierte en un natural interminable. Por la misma razón que en el toreo decimos “es un torero que pide pintores desde que se está vistiendo hasta que se viste de calle”. Estamos, pues, ante dos hermanas de formas, dos artes que se hacen una para, sin menoscabo de ninguna, engrandecerse.

 

MARGRIT FÜLSCHER

Sólo una obra, “Las cinco y media”, en la que esta escultora compendia perfectamente el espíritu y el título de la exposición, en un lenguaje simbiosis entre surrealismo y abstracción. Utiliza técnica mixta con predominio de varios metales y terracota. El hierro de las ganaderías, la cabeza daliniana convertida en un reloj con esa hora, las cinco y media, y la chaquetilla del traje de torear, elegantemente articuladas para mostrar un torero-guerrero, un gladiador.

 

Pieza única. Técnica mixta. Varios metales y resina 135 X 83 X 25 cm
Las cinco y veinte

 

MANUEL FERNÁNDEZ

Desentraña las profundidades del alma del toreador entresacándolo del mismo centro de la tierra. Su torero está inspirado en el José Tomás más puro y elegante. “Corazón y capote” es una  verónica de composición piramidal, en la que el capote parece erupcionar desde las profundidades, envolviendo al hombre, formando con él un solo ser. En “Volapié” describe el momento álgido de esta suerte. El matador, pegado al toro parado, se inclina en composición helicoidal, de convulso movimiento, desvelando a un  escultor enraizado en la plástica manierista y barroca. Sus figuras están poseídas de un hondo sentimiento y sacudidas de una energía que invita a la interacción, a una visión estereométrica, posibilitada por el empleo de peana giratoria en ellas.

 

Pieza única + 1 P.A. Resina de poliéster con pátina de bronce. 50 x 54 X 27 cm Pieza única. Resina de poliéster con pátina de bronce. 55 x 44 X 34 cm

Corazón y capote

Volapié

 

JOSÉ CANO MANCILLA

El escultor amigo del fuego, modela el hierro como si de barro se tratase. Sus obras ”Montoliu” y “José Tomás”, de pequeño formato, escapan a la dureza y pesadez inherentes a este metal, apareciendo livianas, dúctiles, capaces de transmitir elegante delicadeza, pese a la certidumbre de su carácter imperecedero. Diferente escala y mayor contundencia en el lenguaje plástico realiza en “Manolete”, concebido a modo de busto imperial en el que sintetiza en sólo unas líneas y rasgos a toda una leyenda.

Pieza única. Técnica mixta en hierro. 70 X 54 x 30 cm Pieza única. Técnica mixta en hierro. 25 x 16 x 16 cm Pieza única. Técnica mixta en hierro. 27 x 15 x 15  cm
Manolete

Montoliú

José Tomás

 

PEDRO CASERMEIRO

Pintor figurativo de gran dominio técnico dentro del realismo mágico.  Su “Minotauro en las Ventas”, gran obra en formato mínimo, reinterpreta el mito por excelencia, mientras la “Alegoría del toreo”, una “vanitas” taurina, refleja la melancólica ensoñación de un torero frente a un campo, concebido a modo de “flashback” technicolor. “La parca se acerca”, obra surrealista con el único toro de esta exposición, justamente por su carácter onírico, no real, es la visión de espectador sobrecogido de fatal presentimiento, al que es ajeno el matador.

Óleo sobre lienzo pegado a tabla. 28,5 x 37 cm Óleo sobre lienzo pegado a tabla. 22 x 16 cm Óleo sobre lienzo pegado a tabla. 77 x 131,5 cm
La parca se acerca

Minotauro en Las Ventas

alegoría del toreo

 

JUAN ENRIQUE MENDOZA

Pintor del torero goyesco, cuyo torso sitúa en mitad del ruedo en composición muy cerrada. Son obras de gran formato, protagonizadas por el dibujo y la línea, de originalísimas formas plásticas cercanas al cómic, el Pop Art y el Naïf. “Goyesco Feliz” y “Goyesco Paz” podrían ser eslóganes publicitarios de los taurinos frente a los antitaurinos, derrochan abundancia matérica, que los convierte en auténticos bajorrelieves de colores rotundos, planos, palpables literalmente.

Acrílico y pigmentos sobre lienzo . 235 x 170 cm Acrílico y pigmentos sobre lienzo. 235 x 170 cm
Goyesco Feliz

Goyesco Paz

 

JOAQUÍN MOLINA

Realiza un singular enfoque del torero desde su filosofía vital, el culturismo, y con  un inconfundible sello,  a semejanza de la óptica obesa, oronda y feliz del mundo de  Bottero. Sus pinturas sitúan a un torero hipermusculado en medio de una agónica y oscura atmósfera potenciando su tremenda sensación de soledad. Realizados con técnica al óleo, “Desnudo de torero I” y “Desnudo de torero II”, sorprenden por la provocativa desnudez de su pletórica musculatura y su mirada atónita, de quién no ve a nada, ni a nadie, salvo al toro. En “Torero I” y “Torero II”, de técnica mixta, apura aún más el punto de vista, en un acercamiento límite, delatando la pasión escultórica del autor y su particular pericia modelando detalles del traje de torear.

Resina de poliéster sobre lienzo. 100 x 73 cm Resina de poliéster sobre lienzo. 65 x 54 cm
Torero I Torero II
Óleo sobre lienzo. 65 x 54 cm Óleo sobre lienzo. 65 x 54 cm
Desnudo de torero I Desnudo de torero II

 

C. ÁLVAREZ

Pintora que centra su atención en el ritual, casi litúrgico, que precede al espectáculo taurino. Un proceso de purificación en la que el hombre, despojado de su ropaje mundano, comienza la catarsis para lograr la sublimación interior. Un delicado y silencioso  protocolo en el que cada prenda es un escalón más en la transformación espiritual. Sus obras, dominadas por los vivos colores y la potente luz mediterránea, están realizadas en dos técnicas: óleos sobre lienzo, de pormenorizado acabado, y acrílicos sobre tabla, de ágil ejecución y pincelada más suelta.

Óleo sobre lienzo. 130 x 97 cm Óleo sobre lienzo. 146 x 114 cm Óleo sobre lienzo. Oil on canvas  64 x 49 cm

Poniéndose el capote

Atándose los machos

Miguel Ángel

Óleo sobre lienzo. 55,5 x 33,5 cm Acrílico sobre tabla. 80 x 60 cm Acrílico sobre tabla. 80 x 60 cm
El callejón

Cogiendo el capote

El capote

Acrílico sobre tabla. 80 x 60 cm Acrílico sobre tabla. 50 x 70 cm Acrílico sobre tabla. 70 x 50 cm
Echándose el capote

El mundo por montera

La última mirada

HORARIO AL PÚBLICO:

LUNES A VIERNES: MAÑANAS 11,00-14,30  TARDES 17,00-18,30

SÁBADOS Y DOMINGOS: MAÑANAS 11,00-14,30 ( Sólo previa cita telefónica)

 

LOCALIZACIÓN:

GALERÍA DE ARTE STOA

Puerto de Estepona

Edificio Puertosol (al lado del Opencor, entrada por la rampa lateral del edificio), 1ª planta, Of. 24

29680 ESTEPONA- Málaga

  

Para más información ver Catálogos y Publicaciones.

                                                                                                                             volver arriba

Pulse para volver a Exposición temporal

Acuarela y collage. Papel sobre tabla. 52 x 62 cms.